Posts Tagged: motivación

Encuentra tu motivación en el arte

Todos necesitamos la motivación necesaria para llevar a cabo cualquier actividad incluso cuando estamos hablando de nuestra pasión, puesto que el cansancio, el rechazo o la frustración puede mermar nuestras ganas. En el caso específico del arte, de seguir luchando por hacer llegar nuestra obra a los demás.

Para todos los que pintamos, el pintar es una placer en sí, además de una bonita manera de expresarnos con el mundo. A pesar, de que sin duda en mi caso, el arte es mi pasión, puedo confesar que hay periodos de mi vida, en los que quiero tirar la toalla y abandonar en mi empeño por dar a conocer mi arte y por que no vivir de ello. Pintar es muy placentero, pero si va acompañado del reconocimiento el estado de felicidad se incrementa claramente

La manera en la que el mercado del arte está constituida, provoca que solo unos pocos privilegiados pueda afirmar que viven del arte, el sistema es tan competitivo que la gran mayoría de los que nos dedicamos con ahínco somos relegados a un segundo plano, al plano invisible. Las galerías e inversores se centran en los “elegidos” para realizar sus negocios, lo que origina que muchos artistas vean imposible poder vender su obra y hacer de esta maravillosa afición una profesión.

La consecuencia es que pintar se vuelve poco relevante, y es entonces, cuando la necesidad de hallar la motivación en el arte y no dejar los pinceles sea mayor. Amar el arte imposibilita dejarlo de forma definitiva, pero si que llegan periodos de flaqueza, por lo que hay que hallar cómo motivarnos para no rendirnos y seguir haciendo lo que más nos gusta, plasmando nuestro mundo interior con colores y formas, dejando un legado para generaciones futuras.

Encontrar la motivación en el arte

Debemos primero que todo distinguir entre lo queremos hacer y lo que nos apetece hacer. De ahí, la necesidad de encontrar la inspiración.

Marcarse objetivos para fomentar la motivación en el arte

La motivación en el arte es lo que nos hace movernos y esta puede cambiar según el día o el estado de ánimo, y precisamente por esta razón es fundamental el uso de técnicas para reforzarla. Una forma de hacerlo es comprometernos con unos objetivos determinados a cumplir, teniéndolos siempre presente para no decaer y dejarlos en el olvido. Con un propósito conciso, nuestra determinación se agudizará para conseguirlo con éxito.

Para poder navegar con un rumbo determinado, debemos dar las coordenadas precisas a nuestro velero para evitar dar vueltas sin una dirección. La ausencia de un objetivo al que llegar nos hacer perder la emoción.

“La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante” Paulo Coelho

Cada vez que avances hacia tu objetivo consiguiendo ciertos logros, debes permitirte celebrarlo o darte un capricho por haber alcanzado una de las metas. Nuestro ánimo se vera reforzado para seguir dando pasos para cumplir nuevas etapas que nos acerquen a la meta final. Por esta razón, es importante dividir las metas en pequeños objetivos y seguir avanzando con pase firme y decidido al ver que lo vamos consiguiendo.

Otra forma de inspirarte, es ver las obras de otros artista, reconocer su talento y a partir de la admiración encontrar la motivación. Aprender observando las técnicas y temáticas de otros es una bonita forma de adquirir formación artística.

“La motivación nos impulsa a comenzar y el hábito nos permite continuar” Jim Ryum

Además de lo mencionado anteriormente, la confianza en uno mismo es un factor clave para conseguir nuestros propósitos. Por esa razón, es vital fortalecer nuestra propia autoestima a pesar de todos los avatares de la vida y seguir pintando con entusiasmo.

El pensamiento positivo debe ser nuestro antídoto diario para continuar inspirados. Investigaciones recientes han demostrado que nuestros propios pensamientos tienen repercusión en las células de nuestro cuerpo, alterando hasta nuestra salud, lo que hoy en día se conoce como neuromarketing. Por ende, cambiar nuestras ideas limitantes hacia “el yo puedo” nos va a permitir movernos hacia delante con emoción.

Las propias expectativas que tengamos sobre nuestros resultados van a condicionarnos, si pensamos que vamos a conseguir el propósito que nos hayamos planteado, tendremos infinitas más posibilidades de conseguirlo.

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tienes razón”, dijo Henry Ford

Nuestra motivación es la fuerza interior que nos empuja a seguir trabajando, y nuestro cerebro se puede entrenar para conseguir el mejor rendimiento, en definitiva, la mejor versión de nosotros mismos plasmada en un lienzo. Todo ello basado en el afán de superación, disciplina, sacrificio y constancia.

Cuando no te puede ayudar nadie, sólo te puedes ayudar a ti mismo”.

Como en un partido de tenis, nos debemos auto-convencer con gran fortaleza mental de que vamos a vencer a nuestro “rival”. Las posibilidades de triunfar en la vida se residen en el interior de cada persona. Así que, ponte manos a la obra ahora que sabes que puedes hacerlo, márcate unos objetivos claros y pasa la acción hoy mismo, no lo dejes para mañana. Visualiza la meta en tu cabeza, diseña un plan para lograrlo dividido en etapas, celebra cada pequeño triunfo y persiste en el camino. El éxito te está esperando.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather